RED Tour - Curiosidades

  • El Red Tour comenzó el 13 de marzo de 2013 y finalizó el 12 de junio de 2014, con un total de 86 conciertos, y recaudó la suma de 150,2 millones de dólares.
  • El telonero principal de la gira fue Ed Sheeran, que la acompañó durante toda la parte de Norteamérica, para cantar con ella, además, Everything Has Changed. Otros teloneros ocasionales fueron Austin Mahone, Brett Eldredge, Florida Georgia Line, Casey James y The Vamps, entre otros.
  • El 9 de junio de 2014, para la parte final de la gira, por Asia, estaba originalmente programado un concierto en Bangkok, Tailandia, pero fue cancelado por razones políticas del país. Para no perder la oportunidad de estar en el continente, Taylor decidió aprovechar la fecha para dar un concierto en Singapur, además de un segundo que ya estaba preparado para tres días más tarde.
  • En el casting para bailarines de la gira se presentaron más de 1000 personas, y la anécdota es que una de esas personas fue Elliotte Nicole, una de las coristas de Taylor. En medio de su casting, mencionó que también cantaba, por lo que Taylor le pidió que lo hiciera. Le gustó tanto, que le dijo: "Sé que te has presentado al casting para ser una de los bailarines, pero me ha encantado tanto tu voz que me gustaría que te unieras a la banda como corista." Ella y otras tres chicas más formarían el grupo de coristas que acompañaría a Taylor en cada actuación, a quienes más tarde se las conocería como Las Starlight.
  • El sombrero negro de State of Grace que Taylor lanza al público al acabar la actuación es el mismo que el que lleva en el videoclip de 22.
  • Casi todo el vestuario del Red Tour tanto de Taylor como de la banda y los bailarines, fue diseñado por Marina Toybina, y se hizo tres duplicados de cada modelo para emergencias.
  • Durante el concierto en Pittsburgh, Taylor se partió un diente sin querer al golpearse con el micrófono en la boca. Desde entonces, Jack Antonoff la llama "diente muerto".
  • Durante la actuación de I Knew You Were Trouble en el concierto de Berlín, los botones de una de las mangas de su vestido blanco se descosieron sin querer, por lo que se podía ver el traje negro de debajo. Pero no fue una situación nada embarazosa, porque por entonces ya todo el mundo sabía de la sorpresa del cambio de vestuario.
  • Durante algunos de los conciertos, para variar un poco, Taylor hizo un ligero cambio en el modelo de Begin Again: llevó diferentes camisetas de manga corta, cada una con una clara referencia a la ciudad en la que en ese momento estaba dando el concierto. Algunas de estas ciudades fueron Los ÁngelesNashvilleLondres, Berlín, Shangai y Singapur.
  • En el concierto en Pittsburgh, durante la actuación de All Too Well, alguien de entre el público gritó: "She wants her scarf back, Jake!" y Andrea, que casualmente estaba cerca, se rio un buen rato.
  • Veinte minutos después de que empezara el concierto en Brisbane, se fue la luz y todo el estadio se quedó completamente apagado durante más de seis minutos. Pero Taylor, que entonces estaba por comenzar la actuación de The Lucky One, dijo al público que, si el fallo no se solucionaba en breve, cantaría el resto del setlist con la guitarra acústica sin ningún problema.
  • En el concierto en Chicago, en medio de la actuación de Love Story, le entró un bicho en la boca a Taylor, y tuvo que dejar de cantar durante unos segundos.
  • En realidad, Taylor llevaba en las piernas unas finas medias transparentes con perlitas diminutas durante la mayoría de actuaciones de la gira, pero se diseñaron a medida con su tono exacto de piel, por eso son tan difíciles de apreciar.
  • Taylor se hizo un corte en una rodilla durante el segundo concierto en Toronto.
  • El concierto del día 19 de marzo, en St. Louis, Taylor y Caitlin salieron al escenario con un par de frases en los brazos: se escribieron la una a la otra justo antes del concierto, y en el brazo de Caitlin ponía el verso "Sometimes I wonder how you think about it now..." y en el de Taylor se leía "... And I see your face in every crowd", de Holy Ground. Esa sería la última vez que se veríamos a Taylor con citas en los brazos en los conciertos.
  • Taylor nunca se presentó al casting para The Giver, y ni mucho menos para interpretar a Rosemary. Durante un par de conciertos en Los Ángeles, varios productores y demás personal del equipo de la película estaban entre el público viéndola cantar. Taylor dice que, aunque sabía que estaban allí, nunca se imaginó que a la semana siguiente fuera a tener un papel para su película. De hecho, en el guión original no estaba escrito que Rosemary debiera saber tocar el piano: la actuación de All Too Well les pareció tan emocionante, que simplemente les pareció una buena idea para añadir al personaje.

No hay comentarios:

Publicar un comentario